José Antonio Marina durante su intervención

Lo interesante, por extraño que parezca, no es ser inteligente.  Lo verdaderamente esencial es saber qué hacer con esa inteligencia. Eso es el Talento, un elemento esencial en el contexto actual, en el que nuevas competencias irrumpen con imperiosa exigencia mientras otras se extinguen. Y sobre ello habló José Antonio Marina, mentor del área de Educación y Generación de Talento en Human Age Institute, en la masterclass Cómo generar Talento en las organizaciones de hoy  que impartió en Madrid el pasado 19 de abril.

En esta revolución de las competencias en la que vivimos inmersos, la empleabilidad tiene menos que ver con los conocimientos que poseemos y más con la capacidad que tenemos para aprender. Por eso José Antonio Marina  invita al continuo aprendizaje, a esa learnability acuñada por Mara Swan, para poder fijar las metas correctas y perseverar en la consecución de los resultados finales.  “Toda persona, organización o sociedad necesita, para sobrevivir, aprender a la misma velocidad a la que cambia su entorno. Esa es la única forma de no verse superado por la realidad. Y si se quiere progresar, deberá aprender a mayor velocidad que el entorno”, explicó el mentor.  Marina considera, además, que “las  sociedades que no cuiden la capacidad de aprender, se van a quedar marginadas.  Por ello, es fundamental apostar por el Talento”.

Durante su ponencia, José Antonio Marina explicó qué es el Talento: “Es la inteligencia en acción, la inteligencia triunfante. Se revela en la capacidad para elegir bien las metas, y movilizar los recursos intelectuales y emocionales necesarios para alcanzarlas”.  Del mismo modo, el mentor detalló también cómo desarrollar ese Talento en las organizaciones. “Una empresa con Talento es aquella en la que un grupo de personas que tal vez no sean extraordinarias, por el hecho de trabajar de una manera determinada, pueden alcanzar resultados extraordinarios. Ese plus es el que debemos conseguir si aspiramos a generar Talento en una organización”. Según explicó Marina, “eso es precisamente lo que hacen las empresas inteligentes y ese el camino a seguir desde ahora si no queremos quedarnos atrás”. Ese proceso pasa por ampliar las capacidades de aprendizaje  de todos los miembros de la organización.

Todas las propuestas de Marina parten de una premisa: “Lo que sirve para la inteligencia personal, sirve también para las inteligencias de las organizaciones”. Nuestro cerebro aprende sin parar, espontáneamente, pero, además, podemos dirigir ese aprendizaje. Del mismo modo, se puede dirigir también el aprendizaje dentro de una organización.  Según el profesor Marina, “las empresas han comenzado a preocuparse por formar a sus trabajadores en la toma de decisiones. En este sentido, destaca la figura del Chief Learning Officer, la persona dentro de la organización encargada de determinar lo que la compañía tiene que aprender para adaptarse a un mundo tan cambiante como el actual”.

Es imposible concebir un mundo laboral en el que no se interactúe con una computadora. Son precisamente los ordenadores los que se encargan ahora de realizar complejos cálculos y de manejar infinidad de datos en apenas décimas de segundo. Aunque los ordenadores dispongan de programas de inteligencia artificial para realizar grandes sumas, comparar diferentes situaciones o cuantificar complejas situaciones, según el mentor, “las decisiones y las evaluaciones se escapan a las máquinas y es la inteligencia humana la que cobra protagonismo en ese punto”.

Todos sabemos que hemos tomado una decisión, pero no sabemos cómo lo hemos hecho. Desarrollamos la acción y no pensamos mucho más. “Para tomar buenas decisiones lo que tenemos que hacer es educar bien todo el sistema de toma de decisiones no conscientes y el sistema de decir no. Las decisiones rápidas las toman mejor los ordenadores, pero, mientras el funcionamiento de un ordenador se limita a analizar los pros y las contras, nosotros tenemos, además de tomar esa decisión, que decidir cuándo llevarla a cabo y mantenerla”, aseguró Marina.

Talent Graduate Programme de Banco Sabadell

Javier Vela y Loles

La masterclass terminó con la participación de Javier Vela, director corporativo de Recursos Humanos de Banco Sabadell, quien presentó Talent Graduate Programme, una iniciativa estratégica de Talento implantada con éxito en su organización. Durante la ponencia, Javier Vela explicó que “esa iniciativa está dirigida a recién graduados de alto potencial. Los participantes tienen la oportunidad de conocer en profundidad la organización, rotando entre diferentes puestos y unidades y asumiendo responsabilidades desde el primer día. Lo que conseguimos es que todos los participantes sepan en qué secciones pueden aplicar mejor su talento y sus conocimientos”.

Compartir