Silvia Leal, en un momento de su intervención

La cuarta revolución ya está aquí y ha venido para quedarse. Por eso, conviene preguntarse si las organizaciones se están preparando para afrontar esta realidad. Comenzamos a ser conscientes de que las máquinas nos facilitan la vida, pero también tratamos de asumir que podrán sustituir a los humanos en muchos puestos de trabajo. ¿Cuándo y cómo sucederá todo esto? ¿Cuál es el impacto de la cuarta revolución industrial? ¿Modifica ésta las organizaciones, sus dinámicas y las estrategias para la gestión del Talento?  Estas son sólo algunas de las muchas dudas a resolver y eso es precisamente lo que trató de hacer Silvia Leal, nuestra experta en Transformación Digital, en la masterclass que impartió en Zaragoza el pasado 14 de marzo. Leal analizó las oportunidades que plantea esta revolución industrial para generar ventajas basadas en la creatividad, la empatía o la gestión emocional.

“Quien se quiera sumar ya a la era digital, tiene que fomentar la diversidad y generar cambios en la cultura de su organización”, remarcó Leal. “Además, conviene que las compañías elaboren estrategias para que ese cambio tenga un sentido y una misión. Es capital reforzar el compromiso entre la compañía y el empleado para que sea éste quien adquiera la responsabilidad de innovar”. Nuestra experta quiso, además, insistir en la necesidad de generar nuevas formas liderazgo y de trabajo en equipo. “En nuestros equipos, necesitamos a personas que entiendan que innovando llegamos más lejos. Lo podremos hacer apostando por lo humano. Solos, podemos ir más rápido, pero no estamos ahora en esa fórmula. El reto en esta revolución industrial se basa en llegar más lejos y ahí entra en juego el talento y el compromiso”.

Silvia Leal analizó la historia, el presente y el futuro de la robótica y la inteligencia artificial. Compartió, además, interesante datos sobre innovación tanto a nivel internacional como nacional y analizó la negativa repercusión que puede tener sobre la sociedad la congelación de fondos para la innovación y la creatividad. Nuestra experta presentó diferentes ejemplos sobre el nuevo liderazgo necesario en las organizaciones y quiso reforzar todas sus valoraciones con experiencias, anécdotas y lecciones aprendidas de gran valor para comprender la era digital.

El cambio no sale tan caro

Está muy extendida la idea de que adaptarse a los nuevos tiempos puede costar un gran desembolso de dinero para las organizaciones, pero eso no es del todo así. Los datos hablan, además, de la poca inversión en tecnología en España, donde sólo un 12% de las empresas son digitales e innovadoras. “Eso es una excusa fácil”, asegura Silvia Leal. “Hay que tener, sin duda, una buena base tecnológica, pero de donde procede todo el potencial en la innovación es del talento de la gente. Por ello, hay que aprender a localizar y extraer todo el talento disponible en las organizaciones”.

Hola, robot

“Los expertos ya avisan de que, a partir de 2020, hablaremos más con un chatbot que con nuestra pareja. Muchas profesiones en las que ahora trabajan humanos estarán repletas de robots”. Así, con datos y proyecciones a un futuro proximo, Silvia Leal mostró la dimensión del cambio que comienza a darse en la sociedad.  “Habrá más cambios, sin duda. Pero muchos serán para mejor. La robótica destruirá más de un millón de puestos de trabajo, pero creará más de dos millones y medio de empleos. Por tanto, el balance es positivo. No nos van a quitar el trabajo. Nos enfrentamos ahora a la reubicación de tareas. A entender que vamos a convivir con las máquinas y hemos de determinar qué funciones desempeñan ellas y qué actividades hacemos los humanos. Por tanto, tendremos que aprender a generar trabajos en los que haya humor, creatividad y humanidad. Eso nunca lo podrá hacer una máquina”.

La transformación digital en Ibercaja

La masterclass terminó con la intervención de Teresa Fernández, directora de Recursos Humanos de Ibercaja, que analizó la experiencia de esta entidad que ha colocado a las personas como motor de su proceso de transformación digital. “En Ibercaja hemos tenido claro que, para poder atender al cliente como necesita actualmente, necesitábamos transformarnos”, explicó Teresa Fernández. “Es una transformación principalmente cultural. La clave de esta transformación la hemos centrado en el liderazgo. Han sido los 180 top managers de Ibercaja los que han aplicado un nuevo modelo de liderazgo dando ejemplo al resto de la organización y bajando ese modelo en cascada al resto de los empleados. A partir de aquí, todo ha cambiado. Han venido después las nuevas formas de trabajo, el nuevo modo de relacionarnos entre nosotros. Al final, se ha  generado un nuevo modelo de relación con el cliente”, explicó la directora de Recursos Humanos de Ibercaja.

Compartir