Silvia Leal en un momento de la masterclass

Dicen las estadísticas que el 47% de los puestos de trabajo que conocemos van a cambiar o desaparecer en la próxima década y el 90% de los que se mantengan cambiarán radicalmente. Además, cuatro de cada 10 empresas desaparecerán; quizás no lo hará el negocio, pero sí aquellas organizaciones del sector que no sean capaces de adaptarse al panorama actual. Con estos datos -para algunos estremecedores, para otros reveladores – arrancaba Silvia Leal, mentora en el área de Transformación Digital de Human Age Institute, la masterclass celebrada el 20 de junio en Madrid bajo el título “Robótica e inteligencia artificial, ¿ya estás preparado?

Vivimos inmersos en lo que denominamos la cuarta revolución industrial y “cualquier revolución es un proceso traumático en el corto plazo que, en el medio y el largo, acaba mereciendo la pena”, según Silvia Leal.  Muchos entienden esta revolución digital como un tsunami; de hecho, en los medios de comunicación y en muchas organizaciones este es un término que se utiliza de forma recurrente. Sin embargo, para nuestra mentora, esta revolución debe comprenderse como una oportunidad pues todavía “estamos a tiempo” de salir victoriosos. “Un tsunami tieneuna velocidad de unos 800 kilómetros hora así que cuando llega, es muy difícil escapar. Bruselas dice que en los próximos 4 años desaparecerán muchas empresas, pero eso quiere decir que todavía tenemos tiempo y que nos podemos adaptar, nos podemos salvar”, explicó Leal.

Es aquí dónde surgen las primeras preguntas de los departamentos de Recursos Humanos sobre cómo adaptarse a esta revolución ¿Qué Talento debo contratar? ¿Cómo me adapto a esta situación? ¿Cómo formo a mis trabajadores? Nuestra mentora en el área de Transformación Digital trató de dar respuesta a estas y otras preguntas analizando aquellas tecnologías que van a modificar nuestra vida personal y profesional en los próximos años.

Tecnología al servicio del hombre

Esta revolución digital vendrá marcada, según Silvia Leal,por la robótica y por la Inteligencia Artificial.

En su repaso por el panorama tecnológico actual, Leal destacó, en primer lugar, aquellas tecnologías que nos llegan del mundo militar: las nuevas realidades (realidad virtual, realidad aumentada y realidad mixta), la gamificación y los drones.

Fundamentales también las tecnologías que nos llegan de la ciencia ficción como la internet de las cosas, que es la tecnología de los sensores conectados a internet. Esta tecnología que está detrás de los sentidos de los robots moverá en cuatro años el doble de negocio que la industria farmacéutica y en una década generará 6 veces el negocio de esa industria. Pero, cómo afecta esto al mundo de los recursos humanos. “La NBA ha llenado de sensores a sus jugadores; sensores que controlan lo que comen, cuanto duermen y su estilo de vida. Dicen que es para prevenir la muerte súbita y aumentar el rendimiento”, explicó Leal. “Y yo me pregunto, ¿si las personas de vuestra organización son activos muy valiosos, acabaremos monitorizando su actividad?”.

Ligadas intrínsecamente a la internet de las cosas aparecen el Big Data y la Inteligencia Artificial. El Big Data nos permite en análisis masivo de datosque recoge la internet de las cosas. La Inteligencia Artificial, por su parte, es la tecnología con la que podemos imitar el funcionamiento del cerebro humano. Fundamental para el mundo de los recursos humanos porque la Inteligencia Artificial es el cerebro de los robots y es probable que en un futuro próximo nos relacionemos más con robots que con nuestros compañeros de trabajo.

Claves para el éxito

“Inteligencia Artificial, robótica, internet de las cosas… ¿cómo os sentís?”, preguntó Leal tras repasar las tecnologías que cambiarán nuestra forma de trabajar y relacionarnos. “¿Estáis desbordados? ¿No sabéis por dónde empezar? ¿Cuál es la clave? Pues la clave es estar alerta. Leer, generar interés en los empleados por todo ese mundo, formarles…y después volver a lo de siempre, es decir, la pasión”. Nuestra mentora en el área de Transformación Digital recordó que, según las estadísticas, sólo el 15% de las personas se levantan apasionadas para ir a trabajar. Pero es que estas mismas estadísticas dicen que el 35% de cualquier acción que hagamos se explica por la pasión. Por eso para Leal la clave está en levantarse con la energía focalizada en aquello que vamos a hacer ese día y hacerlo sin miedo.

Abanca R4, una nueva sede para un nuevo modelo de trabajo

Para finalizar la masterclass, María Camino Agra, Directora General de Capital Humano de Abanca analizó la iniciativa estratégica Abanca R4, un proyectopuesto en marcha para reforzar la presencia en Madrid de la entidad y aumentar la colaboración entre áreas, el trabajo en equipo, la innovación y el bienestar de los empleados. “Queríamos dar una mejor y más rápida respuesta a los clientes y decidimos diseñar un edificio –situado en el Paseo de Recoletos número 4- pensando en los objetivos que perseguíamos; no queríamos hacer del edificio un fin si no un medio”, explicó Camino.

_DMC0309

El nuevo edificio de Abanca comenzó a funcionar con nuevas reglas. Así, con el objetivo de mejorar la eficiencia, redujeron los principales ladrones de tiempo; redujeron las reuniones de trabajo y las limitaron a unas franjas horarias determinadas y redujeron también el volumen de correos electrónicos en un 40%.

“Además nos dimos cuenta de que para impulsar la colaboración, lo mejor era mejorar la comunicación y el trabajo entre las distintas áreas. Por eso, nuestra nueva sede no tiene sitios fijos; los trabajadores cambian de ubicación y trabajan con un surface con Skype profesional”, explicó Maria Camino. Abanca R4 tiene múltiples espacios abiertos para hacer reuniones y espacios de coworking.

El resultado de este gran proyecto es que se ha mejorado la coordinación entre las áreas, ha aumentado la innovación y el trabajo en equipo. “Creemos que esta iniciativa fideliza el Talento de la entidad y atrae Talento, pues los candidatos quieren trabajar en un banco que no es tradicional. Pero además promueve la productividad y la eficacia”, concluyó la directora general de Capital Humano de Abanca.

Compartir