No concibo un experto en tecnología que no sepa cómo funciona una empresa

Silvia Leal, experta en TIC, es una de las diez pensadoras españolas más influyentes.

En la pasada cumbre extraordinaria europea contra el paro juvenil, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, disparó dos cifras que merecen una obligada reflexión: hay 300.000 puestos vacantes en el campo digital y tecnológico que no se cubren por falta de formación en España, y en 2015 en Europa se podrían alcanzar más de 850.000 empleos desocupados en este ámbito.

Varios datos parecen evidenciar dónde está el futuro. Por cada puesto de trabajo que desaparece en el sector tradicional se generan 2,6 relacionados con las nuevas tecnologías y el mundo digital, según el Documento del McKinsey Global Institute: Internet Matters. En Europa, se han perdido millones de trabajo en la crisis y sin embargo el mercado laboral TIC ha crecido por encima del 3%.

ABC ha entrevistado a Silvia Leal, asesora de la Comisión Europea y directora de los programas de tecnología del IE Business, considerada una de las 10 pensadoras españolas más influyentes de nuestro país.

Según la CE, en 2015 se podrían llegar a los 864.000 puestos sin cubrir en Europa el área de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación). Con esta previsión, ¿qué respuesta desde las instituciones se está dando para anticiparse a ese vacio laboral?
En la CE hay dos proyectos abiertos trabajando en ello. Uno es «e-skills Quality» (en el que Leal participa) y el otro es e-Liderazgo. El primero está funcionando desde hace un año y es un proyecto que se dedica a detectar cuáles son estas vacantes y por otro lado transformar el contenido académico de universidades y escuelas de negocios para que sean conscientes cómo tienen que formar a los nuevos profesionales y a los que ya están. El «gap» va 372.000 a 864.000 vacantes para 2015. El escenario positivo no es nada bueno, de hecho. El otro proyecto va a ser muy importante para España porque va a transformar a las pymes.

¿Qué problemas hay ya identificados?
Se ha hecho una evaluación de cerca de 1.200 programas de universidades europeas de másteres y pogrados, sólo 21 se adaptan a las necesidades de lo que establece la CE para esta empleabilidad. Hablo de formación máster y posgrado. Sólo 21 han pasado el primer criterio de selección, y cuatro son españoles.

¿Pero qué les fallaba a este gran grueso analizado de programas de estudio?
Se recomienda que si vas a formar a una persona en el mundo TIC tienen que tener un 25% (o más) de negocio y un 25%, como mínimo, de tecnología. Y que fueran programas «part-time», permitiendo para que los profesionales en activo pudieran realizarlo, y también que tuviera buenas referencias en el mercado y también por parte de los estudiantes y empresas. Yo hoy no puedo concebir una persona experta en tecnologías que no sepa cómo funciona una empresa y una persona experta en el mundo de la empresa que no sepa lo que le aporta la tecnología.

Respecto a España, particularmente: ¿qué tienen que mejorar estos planes de estudios, le falta cintura al sistema universitario en nuestro país?
Cintura y visión. Si no se ve este cambio se van a perder matrículas, motivación y no nos vamos a poder aprovechar de este gap. A los estudiantes de informática, por poner el nombre antiguo, tenemos que formarles en innovación, en negocios y emprendimiento. Porque muchos de ellos no van a ir a las empresas, van a emprender. Y los que van a las empresas no tienen que aprender a usar la tecnología sino a generar dinero con ella. En España están bajando el número de matrículas (un 23,5% desde 2005). No se están creando programas atractivos. Si no eres capaz de crear una cosa como la tecnología en algo excitante, atractivo… mal vamos.

¿Cómo hacer más atractivo estos estudios?
Esto se lo conté a Neelie Kroes (excomisaria europea de Competencia y actual directora de la Agenda Digital europea), yo llevó un programa que se llama «Programa superior en innovación digital y gobierno TI» en el IE, que tenía un 85% de público masculino. Sonaba pesado, a estar cuidando mi ordenador por las noches. Lo voy a llamar «Innovación digital» de nombre corto. El contenido es el mismo y yo siempre aplico el 25, 25 que te he dicho. Y ahora tengo un 55% de hombres y 45% de mujeres. Y he conseguido más hombres, también.

Sólo el 19% de los puestos tecnológicos son ocupados por mujeres en Europa, ¿por qué este porcentaje tan bajo?
Creo que es por un motivo triple. Primero, los padres. Normalmente no las dirigen hacia estas carreras por estereotipos antiguos. Segundo, que vista desde fuera es una carrera que no es atractiva, muy pesada. Y, tercero, porque no merezca la pena el esfuerzo en cuanto a la compensación.

Se van a destinar 2.100 millones a la Agenda Digital en nuestro país, ¿cómo valora esta Agenda Digital, cree que el Gobierno se está tomando en serio el impulso de las TIC?
Yo creo que las medidas que hay encima de la mesa son muy interesantes, pero que de momento no tiene fuerza. Es lo que nos puede sacar de la crisis. No encuentro el motivo para que no se esté poniendo más energía. Si no tienes dinero, aunque sea pon tu pasión, incita a la empresa privada para que se ponga en marcha. Yo no puedo entender llegar a en el Bruselas a la conferencia de e-SKILLS 2013, que haya 250 personas (entre políticos, empresa y asesores) compartiendo mejores prácticas, para ahorrar costes y lograr eficiencia, y haya cuatro españoles. No había nadie del Gobierno español y del resto de Gobiernos. No es un problema de dinero. Pongamos encima de la mesa que esto no es un problema, es una oportunidad.

¿Cree que la empresa privada no es consciente de lo que se juega si se queda atrás?
Si esto no lo resuelve es la principal perjudicada, porque va a ser que necesita a los mejores profesionales y si no se consigue, no va a ser competitiva. Yo tengo contacto con muchas empresas. Y es explicarles un poco e invierten. No están concienciadas lo suficientemente, pero en cuanto les trasmites el mensaje van de cabeza.

Compartir