Mari Alonso Puig en un momento de la masterclass

“Quien lidera debe iluminar a los demás desde la humildad y debe además tener la capacidad de escuchar y compartir los avances sin obtener nada a cambio”, aseguró Mario Alonso Puig, mentor en el área de Neurociencia del Liderazgo de Human Age Institute, en la masterclass impartida en la sede de la Fundación Valentín de Madariaga  y Oya, en Sevilla, el pasado 16 de mayo.

Bajo el título “El liderazgo centrado en la persona: Cómo cambiar vidas y transformar organizaciones”, Puig analizó las claves para impulsar un modelo de liderazgo humanista en las compañías. El liderazgo debe comprenderse como una oportunidad para conocernos mejor, gestionar nuestras emociones y establecer lazos con otras personas.

Mario Alonso Puig insistió en la importancia de cruzar el umbral y pasar del “puente de los suspiros” al “puente de los remedios”. Es decir, salir de la zona de confort para entrar en el espacio en el que crecemos y evolucionamos como personas; debemos tener curiosidad y buscar motivaciones para avanzar hacia nuevos retos. Según el mentor “cuando una persona toma conciencia de que quiere hacer más de lo que le corresponde y comienza a recorrer ese camino, descubre cosas que jamás habría imaginado”. Pero además, si esa persona tiene el apoyo de un líder humanista, un líder que es capaz de ver en el otro todo su potencial, la mejora tendrá un crecimiento exponencial.

“El verdadero liderazgo tiene muy poco que ver con el deseo de mandar y mucho que ver con el deseo de servir”, aseguró Mario Alonso. “Cuando vemos que una persona solo quiere mandar, debemos cuestionarnos que lidere. Tendrá potestad pero no autoridad. Liderar es conseguir, con cercanía y cuidado, que los demás se desarrollen”, añadió el mentor.

Para Alonso Puig, el liderazgo “no se desarrolla de arriba hacia abajo ni de abajo hacia arriba. Se es líder desde dentro hacia fuera”. De este modo, no importa el lugar que uno ocupe en la organización porque siempre hay algo que se puede hacer. “Debemos evitar las excusas para afrontar nuevos caminos porque esas excusas se pegan y es muy complicado quitárselas de encima”, explicó el mentor.

El modelo de liderazgo de Beckman Coulter

Mario Alonso Puig contó con la colaboración de José Antonio Crespo, General Manager Iberia de Beckman Coulter; un líder preocupado por las personas y el desarrollo de Talento, que compartió con los asistentes el modelo de liderazgo implantado en su compañía.

MarioAlonsoPuigHAIDL8

“En numerosas ocasiones, las organizaciones buscamos consejos o elaboramos planes contando con la valoración de agentes externos a la empresa. Pero no debemos olvidarnos del conocimiento de los equipos que forman parte de nuestra propia compañía. Ellos conocen bien la filosofía de la empresa y, por lo tanto, con ellos es más fácil ganar. Contar con ellos y establecer redes dentro de la empresa, con un liderazgo constructivo, hará que todos ganemos en el camino”, aseguró Crespo durante su ponencia.

“El modelo de liderazgo de Beckman Coulter está basado en las personas: cómo obtener el mayor compromiso posible para que estén dispuestas a involucrarse en el trabajo más allá de lo que figura en su puesto laboral.  Por ello, apostamos por impulsar el Talento interno dentro de la organización; para que los trabajadores desarrollen sus capacidades y puedan dar lo mejor de sí mismos”, explicó José Antonio Crespo.

Compartir