En Human Age Institute, resumimos en siete las líneas prioritarias de acción en materia S- Social: 

  • Es momento de actuar con urgencia y de forma colaborativa para avanzar en la implementación del pilar S-Social en las decisiones operativas de las empresas.
  • El empleo del futuro ha de ser 100% sostenible, diverso, inclusivo y equitativo. 
  • Las personas han de tener acceso a un empleo que colme sus expectativas y necesidades profesionales y personales. 
  • Reducir el desajuste de talento y abordar el reto de dotar de nuevas competencias a los profesionales facilita el acceso al empleo y, como consecuencia, contribuye a reducir desigualdades.   
  • Los entornos de trabajo híbridos y flexibles favorecen el bienestar integral del profesional y contribuyen al éxito de las empresas. 
  • El upskilling y reskilling de capacidades son una constante en la cerrera profesional, y son indispensables además para el acceso al empleo y el desarrollo profesional. 
  • La diversidad generacional, de capacidades, género y sexo es pilar de las organizaciones más productivas.